Meet Newsblock. The Next Generation WordPress News Theme.

Santos degeneró el país. Por Sénen González



Por Senén González Vélez
Marzo 26 del año 2022 DC.

La maldición que le vino a Colombia 🇨🇴🇨🇴🇨🇴, nos la dejó, Juan Manuel Santos Calderón. URIBE nos entregó un país en recuperación económica total. A las Farc, las minimizó, de tal manera, que disminuyó la tasa de criminalidad, y la seguridad democrática se notó a leguas. Se podía viajar por el país tranquilamente. Todos los índices eran positivos, pero luego comete el error de apoyar al cínico, farsante, e hipócrita más destacado del país, para que lo eligieran presidente, y lo primero que hizo, ya elegido, fue adularlo, pronunciando discursos elogiando a URIBE como el mejor presidente en los 100 años de vida Republicana. La madre de Juan Manuel Santos, ni su padre, tienen la culpa de haber traído al mundo un monstruo tan espantoso como Santos

Soy enemigo del aborto, pero si yo fuera legislador, seria esta, la única excepción, para que lo hubieran abortado. Los cuatro crímenes más grandes que cometió Santos, fueron: Corromper la dignidad de la nación. Las fuerzas armadas y la policía, engañando la cosecha de oficiales jóvenes dándoles un ejemplo pésimo, como el que les da a sus pendencieros hijos, entre esos el que estuvo en las filas de puro figurín. También contaminó algunos generales que ya no están, gracias a Dios. Segundo, dañó el corazón de la justicia colombiana permeando sus cortes y jueces, para que fallaran en política y no en derecho, y hasta logró polarizar los partidos políticos de tal modo, que en los enmérmelo hasta volverles la mente en una torre de babel. Los hizo partícipes en su mayoría, en actos de corrupción, para convertirlos en cómplices y silenciarlos. Luego llega al poder Iván Duque Márquez, otro apoyado por URIBE, que se volvió en víctima de Santos.

Analizándolo bien, DUQUE no hizo un mal gobierno, lo que hizo fue una mala digestión ante la impotencia, de haberse tenido que tragar un cipote sapo, heredado de Santos, y el exceso de prudencia que se tradujo en cobardía, para no aplicar la constitución y las leyes ante el pavor que demostró tenerle a Petro y al fantasma que dirigía la ópera, de las protestas que era Santos, con el peón de sucias bregas, Gustavo Bolívar. Hoy la gente comenta, que Iván Duque se salvó de un golpe de estado, gracias a la audacia de los comandantes del ejercito y de la policía, que manejaron magistralmente la situación, aguantando garrote y desviando la acción subversiva, para que no concentraran su accionar en el Palacio de Nariño. Ahora, Santos tiene de alfil, a Petro, que lo mueve en diagonal, pero de tiene al frente de otros planes siniestros y destructivos, para que cuando se descuiden, el alfil [el señor de las bolsas], se coman al adversario. En esta oportunidad, a Santos le va a salir el tiro por la culata, y ese será el momento, para que Colombia lo declare no solo como persona no grata, sino indigna, pésimo ejemplo para las nuevas generaciones. Que lástima que en Colombia no exista la ley del destierro, para que lo expulsen del país. O que al mentiroso le corten la lengua y al ladrón o serruchero, las manos. Tendríamos a lo mejor, un país de mudos, mancos, si porque ya los potrosos los tenemos.

Total
1
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Related Posts